Acoprovi dice que las normas en La Barquita son las correctas

Publicado 14-06-2017

“Las normas establecidas en La Nueva Barquita son las reglas básicas para que un condominio pueda desarrollarse de manera correcta y no se convierta en un caos”.

Así lo consideró la presidenta de la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de la Vivienda (Acoprovi), María Gatón, quien indicó que la falta de normas de convivencia dentro de un condominio puede degenerar en un caos.

En ese sentido, dijo que las disposiciones establecidas en el “Reglamento de Condominio y Uso de Vivienda La Nueva Barquita” no son exageradas ni se contraponen a la Ley de Condominio.

Para la sostenibilidad del proyecto habitacional, la arquitecta consideró positivo prohibir pintar o decorar paredes, puertas y ventanas exteriores con colores o adornos que alteren el conjunto y ponderó la participación de un representante de la comunidad por bloques. “A mí me parecen correctas para que los residentes puedan habitar en condiciones adecuadas”, enfatizó.

Sobre la prohibición de los velatorios, indicó que la ausencia de recursos económicos lleva a muchas personas a optar por realizar los funerales dentro de las viviendas. Para tales situaciones consideró que el Patronato La Nueva Barquita debe contar con un fondo dado por el Gobierno para dar apoyo a las familias que atraviesen por ese momento. Agregó que este tipo de prohibiciones se hacen para evitar cualquier transmisión de enfermedades y a la vez se toma en cuenta el impacto que podría generar en los menores de edad.

El pasado jueves residentes del condominio, ubicado en Sabana Perdida, Santo Domingo Norte, se enfrentaron a agentes policiales que trataban de impedir que el cuerpo de Yulissa Castro sea velado en uno de estos apartamentos.

El Patronato La Nueva Barquita se ofreció a pagar los gastos funerales fuera del proyecto, pero los residentes rechazaron la propuesta. Mediante un comunicado enviado a este medio, la entidad informó que por “razones de salubridad y seguridad, los cuerpos de fallecidos no pueden ser velados en La Nueva Barquita”.

Fuente: El Caribe